E V O L U C I O N

"CUANDO LAS PUERTAS DE LA PERCEPCIÓN SEAN DEPURADAS TODO SE REFLEJARA ANTE EL HOMBRE TAL CUAL ES: INFINITO" Willian Blake

MaC (krmn)




sábado, 15 de mayo de 2010

INFLUENCIA DE LOS INFRASONIDOS EN EL CUERPO HUMANO


Si hablamos de ultrasonidos, quien más quien menos tendrá una vaga idea de qué son, y dónde se utilizan. Sabemos que son sonidos de una frecuencia mayor a los 20 kHz, y que nos los podemos encontrar en ciertas máquinas que se usan para hacernos exploraciones, como son las ecografías.
Pero en cambio, poca gente ha oído hablar de los infrasonidos, y no por eso están menos presentes en nuestra vida diaria. Veamos a qué nos referimos.
Por infrasonido entendemos aquél sonido cuya frecuencia es menor a los 20 Hz. Algunos de nuestros animales más grandes pueden llegar a detectarlos, como es el caso del elefante, que escucha tonos de hasta 15 Hz.
De la misma forma, las ballenas emiten sonidos de baja frecuencia para comunicarse a distancias de kilómetros. Incluso la propia tierra produce vibraciones de baja frecuencia, como es en el caso de los terremotos. De ahí que algunos animales sean capaces de percibirlos antes de que se produzcan.

No tenemos que confundir escuchar un infrasonido con no sufrir sus consecuencias, ya que no es así. Aparatos como calderas, aviones o automóviles emiten sonidos en este rango de frecuencias, y aunque no afectan a nuestra capacidad auditiva, bien pueden causarnos vértigo, náuseas o dolores de cabeza.


Y si subimos un nivel más, estos sonidos de baja frecuencia pueden causar resonancias en las cavidades corporales, pudiendo lesionar los órganos internos. Es para pensárselo a la hora de ponerse delante de un altavoz en una discoteca…


Pero no tenemos que irnos muy lejos para encontrar infrasonidos. Nuestro propio cuerpo emite en esta frecuencia al hacer cosas tan sencillas como mover un brazo. El músculo, al cambiar de longitud, hace que sus fibras vibren y produzcan este tipo de sonido.


Si queremos comprobarlo, no tenemos más que hacer este sencillo experimento: coloquemos los dedos pulgares sobre nuestros oídos, y cerremos los puños. Conforme vaya apretándose cada mano, iremos oyendo un sonido sordo producido por la contracción de los músculos del antebrazo.
Sabiendo que existen todos estos sonidos fuera de nuestro rango auditivo, ¿preferirías poder escucharlos?




Vic Tandy, científico ingles, y catedrático de la universidad de Coventry de Inglaterra, es autor de la tesis "Ghost in the Machine", ha realizado estudios acerca de la influencia de infrasonidos en el cuerpo humano, y de los errores de percepción visual. Con su teoría sostiene que los infrasonidos, pueden llegar a causar visiones que pueden ser interpretadas por fantasmas, esto si el sujeto cree estar en un lugar donde los hay.

Este tipo de visiones suelen ser percibidas por la visión periférica, a consecuencia de la vibración producida por los infrasonidos en el globo ocular. La visión periférica es de muy baja calidad y por lo general suelen ser figuras amorfas y con tendencia al color gris, que fácilmente pueden interpretarse como sombras, y si el sujeto cree que se encuentra dentro de un contexto (ya sea por autosugestión, o sugestión inducida), donde hay fantasmas, entonces habrá una asociación de lo percibido por la visión periférica (figuras) con alguna imagen fantasmal.

*Infrasonidos, contaminación que no se ve ni se oye

Al hablar de contaminación sonora es común aludir sólo a sonidos audibles, considerados entre 20 y 20000 Hertz (Hz), pero en realidad se deja de lado a los de muy baja frecuencia, contemplados hasta los 150 Hz. Dentro de este grupo se encuentran los infrasonidos. Estos sonidos que se encuentran por debajo de los 20 Hz no son detectados por el oído pero influyen de manera considerable en la salud, la percepción, el desenvolvimiento y calidad de vida del ser humano.

*Fuentes de Infrasonidos

Las fuentes de sonido de baja frecuencia pueden ser generadas por el hombre en establecimientos industriales, oficinas o casas de familia. Por ejemplo, descargas de gas y vapor, turbinas rotatorias, motores diesel y electricos, ventiladores, hornos de fundición, compresores o calderas. También se producen en la naturaleza. Es el caso de actividades volcánicas, temblores, truenos, vientos, olas, turbulencias de aire, cataratas, movimientos de la ionosfera producidos por rayos cósmicos o meteoritos, etc.


*Sensaciones

La gente que experimenta un sentido de espiritualidad en la iglesia cuando escucha música religiosa puede estar reaccionando al sonido extremadamente grave de algunos órganos, según conclusiones de científicos británicos.

Muchas iglesias y catedrales tienen tubos de órganos tan largos que pueden emitir infrasonidos de una frecuencia menor a los 20 hertz, casi inaudible para el oído humano, que pueden llevar a la gente a vivir extrañas experiencias, que ellos atribuyen a Dios", según Richard Wiseman, psicólogo de la Universidad de Hertfordshire.

No son efectos solamente fisiológicos, si no también psicológicos, es como si la vibración producida por los infrasonidos, estimulara al sistema límbico cuya función está íntimamente relacionada con las respuestas emocionales, el aprendizaje y la memoria. Nuestra personalidad, nuestros recuerdos y en definitiva el hecho de ser como somos, depende en gran medida del sistema límbico.

*Otros efectos atribuidos a los Infrasonidos

Estudios realizados sobre la influencia de los infrasonidos en el cuerpo humano incluyeron: temblor en las muñecas, extrañas sensaciones en el estómago, aumento en el ritmo cardíaco y un repentino recuerdo de una pérdida muy cercana. Velas que se apagan misteriosamente, sensaciones extrañas, escalofríos en la espalda, desasosiego, son efectos que pueden ser explicados mediante los infrasonidos.



MaC (KRMN)

1 comentario:

  1. bueno gracias por la info sobre todo por colocar los datos bibliograficos de la info soy psicologo y musico y me reinteresa el tema. de nuevo gracias

    ResponderEliminar

TU COMMENT ES IMPORTANTE PARA MI, GRCS !!!